WEBQUESTPLUS : tot allò que ens pot ajudar a crear millors WebQuest

  Archivos
Oct 05 [5]
Sep 05 [6]
Aug 05 [16]


Enlaces
blog de webquestcat
eGrupos
ZoomBlog

 
Inicio | Enviar artículo | Suscríbete al blog
 

LA INTELIGENCIA REMORMULADA DE HOWARD GARDNER

Enlace permanente October 14th, 2005, 19:47

(Carme Miró nos ofrece en su web este resumen de una de las obras más interesantes de Howard Gardner)

Definimos una inteligencia como la capacidad de resolver problemas o de crear productos que son valorados en uno o más contextos culturales. 

Criterios para definir una inteligencia:
1) La posibilidad de que una inteligencia se pueda aislar en casos de lesiones cerebrales…Si hay pacientes que tienen una dificultad intacta a pesar de tener otras facultades dañadas o que tienen esa facultad dañada pero tienen intactas las demás, aumentan las probabilidades de que esa facultad sea una inteligencia.

2) Que tenga una historia evolutiva plausible. A pesar de todas sus lagunas, las pruebas sobre la evolución de nuestra especie son fundamentales para cualquier discusión de la mente y el cerebro del ser humano contemporáneo.

3) La existencia de una o más operaciones identificables que desempeñen una función esencial o central. En el mundo real, cada inteligencia concreta opera en un entorno rico y abundante, normalmente en conjunción con otras inteligencias.

4) Posibilidad de codificación en un sistema de símbolos: lenguaje hablado y escrito, sistemas matemáticos, gráficos, dibujos, ecuaciones lógicas, etc.….El cerebro humano parece haber evolucionado para procesar con eficacia determinados tipos de símbolos.

5) Un desarrollo bien diferenciado y un conjunto definible de actuaciones que indiquen un “estado final”. Las personas no manifiestan sus inteligencias “porque sí”; lo hacen en el desempeño de ciertas funciones relevantes en su sociedad para las que se deben preparar siguiendo un proceso de desarrollo que es lento.

6) La existencia de idiot savants , prodigios y otras personas excepcionales. Un ejemplo es el savant, que presenta una capacidad excepcional en un ámbito dado. Pero cuyo rendimiento en otros ámbitos es normal o incluso inferior a lo normal.

7) Contar con el respaldo de la psicología experimental. Los psicólogos pueden averiguar la relación entre dos operaciones observando hasta que punto se pueden llevar a cabo dos actividades simultáneamente. (Podemos caminar y hablar, pero no podemos conversar y escuchar la letra de una música en el mismo momento).

8) Contar con el apoyo de datos psicométricos, a pesar de que puedan estar en contradicción con la IM. Por ejemplo, los estudios de la inteligencia espacial y la inteligencia lingüística han aportado pruebas convincentes de que entre estas dos facultades existe, como mucho, una correlación débil.
Está claro que nos debemos esforzar por cultivar tanto las inteligencias como la moralidad y, en la medida de lo posible, combinarlas en forma de virtudes. Pero es un grave error confundirlas entre sí. Los usos constructivos y positivos de las inteligencias no se producen por accidente. Decidir como hacer uso de las propias inteligencias es una cuestión de valores, no de mera capacidad.

Cada vez hay más pruebas de los aspectos fenoménicos de las inquietudes espirituales/religiosas basadas en experiencias naturales o inducidas artificialmente. Por ejemplo, cuando una persona sufre un tremendo dolor- físico, psíquico o de los dos tipos- se distancia de su mundo habitual y experimenta un intenso deseo de ir más allá de las categorías usuales de la experiencia, de reenfocar su atención ( quizá más allá del dolor corporal) y de replantear su relación con el mundo exterior i interior. Es muy probable que el pensar en las cuestiones existenciales haya surgido como respuesta al dolor inevitable, quizá como medio para reducir este dolor o para sobrellevarlo mejor. Así pues, es concebible que estas inquietudes esenciales tengan una importancia adaptativa.

Sin embargo, hay un ámbito de mi vida en el que tengo ciertas experiencias que otros atribuyen a lo espiritual. Cuando escucho o interpreto determinados tipos de música, las preocupaciones mundanas se desvanecen, pierdo la noción del tiempo y del espacio y, de vez en cuando, mi mente se pierde en cuestiones de alcance cósmico….Pero realmente tengo la sensación de que me encuentro ante los aspectos formales de estos ámbitos de la existencia y este encuentro me enriquece y ennoblece, haciendo que me sienta más humilde.

Marcel Proust nos dice:

“Es inconcebible que una escultura o una pieza musical que nos produce una inmensa emoción y nos hace sentir más exaltados, más puros, más auténticos, no se corresponda con una realidad espiritual definida: de no ser así, la vida carecería de sentido”.

De hecho, la espiritualidad sólo tiene una connotación que parezca congruente con otras inteligencias: la capacidad de pensar en cuestiones cósmicas y existenciales que van desde la razón de nuestra existencia y nuestro papel en el universo, hasta la naturaleza de la vida, la muerte, la dicha y la tragedia.

Realidades sobre las IM:  

1) La teoría IM es una crítica del enfoque psicométrico tradicional en el que los investigadores identifican un constructo (como la extroversión o la credulidad) y luego crean una prueba para evaluar su incidencia. En consecuencia, el diseño de una batería de pruebas para las IM no es coherente con los principios básicos de esa teoría.

2) una inteligencia es un nuevo tipo de constructo que se basa en potencialidades y capacidades de carácter biológico y psicológico. No se debe confundir con ningún ámbito o disciplina, que son esferas de la actividad humana construidas socialmente.

Con frecuencia me pregunto si una inteligencia es lo mismo que un talento o una aptitud. Aunque considero que la claridad conceptual es esencial, detesto las discusiones centradas en cuestiones terminológicas porque casi nunca son concluyentes y, en ocasiones, pueden llegar a ser contraproducentes. Pero no admito que un analista llame inteligencias a algunas capacidades (como el lenguaje) y que llame simples talentos a las otras, como la Música.

3) El concepto de estilo designa un enfoque general que una persona puede aplicar por igual a una gama de contenidos indefinida. En cambio, una inteligencia es una capacidad que se centra en unos contenidos específicos. Estos contenidos ( y las inteligencias correspondientes) van desde los sonidos del lenguaje o de la Música hasta los objetos del mundo natural o artificial.

4) La teoría de las IM está totalmente basada en pruebas empíricas y se puede revisar a la luz de nuevos datos empíricos.

5) La teoría IM no pone en duda la existencia de G, sino su alcance y su poder explicativo. Por otra parte, la teoría IM es neutral en la cuestión de la herencia de las inteligencias concretas, pero subraya el carácter esencial de la interacción entre los factores genéticos y ambientales.

6) Al ampliar el término inteligencia para incluir un amplio abanico de cosntructos psicológicos, la teoría IM hace que este término y sus connotaciones usuales no sirvan para nada. Esta crítica es totalmente errónea porque ocurre todo lo contrario: es la definición usual de inteligencia lo que limita nuestra visión, porque trata una forma determinada de rendimiento académico como si abarcara toda la gama de capacidades humanas y porque genera menosprecio hacia las personas que no puntúan bien un instrumento psicométrico particular.

7) La teoría IM no supone ninguna fórmula educativa. Sierre han existido grandes diferencias entre las afirmaciones científicas sobre el funcionamiento de la mente y las prácticas reales en el aula, Los educadores son quienes se encuentran en la mejor posición para determinar hasta que punto deben guiarse por la teoría IM en su práctica cotidiana.

Desconfío de las aplicaciones siguientes:  

  • Intentar enseñar todos los conceptos de todas las materias empleando todas las inteligencias
  • Creer que ciertos movimientos activan o ejercitan unas inteligencias concretas
  • Emplear las inteligencias principalmente como dispositivos mnemotécnicos
  • Combinar las inteligencias con otros resultados deseados, Con frecuencia, la inteligencia interpersonal- la comprensión de otras personas- se distorsiona en forma de programa para el aprendizaje en cooperación o se atribuye a los alumnos extrovertido y la inteligencia interpersonal- la comprensión de uno mismo- se suele emplear como base para programas de autoestima o se atribuye a los alumno introvertidos.
  • Etiquetar a las personas en función de sus inteligencias

En esencia, una inteligencia es un potencial biopsicológico que posee nuestra especie para procesar ciertos tupos de información de unas maneras determinadas. En consecuencia, supone unos procesos realizados por unas redes neuronales especializadas…..Una inteligencia, en sí misma, no es un contenido, pero se centra en unos contenidos específicos.

Estrictamente hablando, no existe una inteligencia artística. Mas bien son las inteligencias las que pueden funcionar de una manera artística- o no- en la medida en que hagan uso de determinadas propiedades de un sistema de símbolos…..Sin embargo, si el lenguaje se emplea de una manera metafórica o expresiva, o de un modo que destaque sus propiedades formales o sensuales, podremos decir que se emplea de una manera artística.

El hecho de que una inteligencia se emplee o no con fines estéticos constituye una decisión personal y cultural.

Los recovecos de nuestra mente siguen estando ocultos y nadie le puede decir a la mente exactamente qué debe hacer. El reto de la mente es comprender la experiencia, sea en la calle o en el aula, aprovechando al máximo los recursos de los que dispone, es decir, nuestras inteligencias.

La mayoría de los creadores destacan en un ámbito o, si acaso, en dos. En segundo lugar, la persona creativa hace algo que inicialmente es nuevo, pero su contribución no reside sólo en la novedad: es muy fácil hacer algo meramente distinto. En cambio, lo que hace que una obra o un apersona sean creativas es la aceptación final de su novedad; y como decía antes, , la prueba de fuego de la creatividad es su efecto documentado en el ámbito o ámbitos pertinentes.

Mihaly Csikszentmihalyi propuso que, en vez de preguntarnos quién o qué es creativo, deberíamos preguntarnos donde reside la creatividad. Según su elegante formulación, la creatividad es el resultado de la interacción de tres elementos separados: 1) un creador potencial, con sus talentos, sus ambiciones y sus debilidades personales. 2) un ámbito de actividad que exista en la cultura. 3) un “campo”, es decir, un conjunto de personas o instituciones que juzguen la calidad de las obras producidas.

Sin embargo, dominar un ámbito no es ser creativo. Los estudios de personas muy creativas tienden a destacar más por la configuración de su personalidad que por su puro poder intelectual. Cuando ya son capaces de realizar obras que se consideran creativas, difieren de sus compañeros en cuanto a ambición, confianza en sí mismos, pasión por su trabajo, insensibilidad a la crítica y por su deseo de ser creativos, de dejar huella en el mundo. Intuitivamente, la diferencia entre una persona inteligente y una persona potencialmente creativa es fácil de captar. Todos conocemos a persona que son muy hábiles y rápidas y que tienden a ser las primeras en resolver un enigma. Son inteligentes en el sentido tradicional de la palabra, pero muchas de ellas se contentan simplemente aprendiendo más cosas o esforzándose por resolver enigmas planteados por otras personas.

No conocemos la creatividad lo suficiente como para saber con seguridad qué es lo que predispone a un creador a convertirse en un personaje influyente y a otro a convertirse en un innovador, o porque algunos resuelven problemas, otros crean nuevas teorías y otros actúan de una manera ritualizada , o arriesgada y no ritualizada.

Aun que las inteligencias, en sí mismas, no son moralmente buenas ni malas, existe un acuerdo bastante general sobre las personas que emplean sus inteligencias de una manera pro social o antisocial.

Trazar una línea entre la moralidad y la sabiduría es una cuestión más delicada. Nos cuesta considerar que algo es sabio si es inmoral y tendemos más a considerar que algo es sabio si también lo consideramos moral. Pero la moralidad y la sabiduría también pertenecen a esferas distintas.
¿Cómo aprende una persona una nueva melodía?¿ En que mediad recuerda una melodía antigua? ¿Puede una persona orientarse en un entrono nuevo o que haya visitado poco antes? ¿Puede una persona expresarse e con eficacia ante un grupo? Todas estas capacidades son esenciales para las inteligencias y , sin embargo, es evidente que no se prestan a una evaluación breve y sencilla.

El Museo Junibacken Museum de Estocolmo, están explícitamente organizados en trono a las inteligencias múltiples

Cuando un visitante examina una obra de arte, se encuentra con unas preguntas que abarcan una gama de vías de acceso:

  1. Narrativas. Por ejemplo: cuenta la historia de lo que has visto y oído.
  2. Cuantitativas. Por ejemplo: Averigua el coste de los materiales y su relación con el precio de venta.
  3. Lógicas: Explica por qué crees que este objeto es importante.
  4. Estéticas: Describe los colores y formas y como encajan entre sí
  5. Prácticas: Diseña un baile basado en lo que ves.

Y aquí es donde entran en juego las diversas inteligencias humanas. Sólo por el hecho de ser miembros de la misma especie, somos esencialmente iguales. Pero la dotación genética exclusiva de cada persona hace que tengamos potenciales distintos y las características únicas de nuestro entrono familiar y cultural garantizan que, al final, nos convirtamos en personas diferentes. Como nuestros genes y nuestras experiencias son únicas, y como nuestros cerebros son los que atribuyen y comprenden significados, no hay dos personas, dos conciencias, dos mentes que sean exactamente iguales. Por lo tanto, cada uno de nosotros se encuentra en la posición de hacer una contribución única a nuestro mundo. Pero cuando reconocemos nuestra individualidad, también podemos reconocer nuestro vínculo común más profundo: que todos somos el producto de la evolución natural y cultural. Y podremos ver con claridad por qué debemos aunar nuestros esfuerzos, de una manera complementaria y al mismo tiempo sinérgica, con el fin de garantizar la supervivencia de la naturaleza y la cultura para las generaciones futuras.
HOWARD GARDNER
LA INTELIGENCIA REMORMULADA
Paidos.2001

| Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

Categorías
Main [1] Sindicar categoría
Avaluar [4] Sindicar categoría
Blogs [2] Sindicar categoría
Constructivisme [2] Sindicar categoría
Creativitat [4] Sindicar categoría
Estratègies aprenentage [1] Sindicar categoría
Intel·ligències Múltiples [4] Sindicar categoría
LBP o ABP [2] Sindicar categoría
Neurociència i educació [1] Sindicar categoría
Treball cooperatiu [6] Sindicar categoría